WordPress

¿Se Debería Invertir en un Tema de WordPress Personalizado? (5 Consideraciones Clave)

Si has estado considerando crear un tema de WordPress personalizado, no eres el único. Un sitio web a medida puede tener muchas ventajas, desde un diseño único hasta un mejor rendimiento.

Sin embargo, también puede ser una inversión costosa, por lo que puede ser difícil saber si un tema personalizado es una compra que merece la pena. Afortunadamente, si tienes en cuenta las necesidades y los recursos únicos de tu sitio, puedes averiguar si un tema personalizado es adecuado para ti.

En este artículo, exploraremos algunas de las razones por las que podría querer un tema personalizado para WordPress. A continuación, hablaremos de cinco cosas que debes tener en cuenta a la hora de tomar tu decisión. Vamos a entrar de lleno en el tema.

¿Por qué podría querer un tema de WordPress personalizado?

WordPress es una plataforma muy flexible. Puedes hacer prácticamente todo lo que puedas imaginar con ella. Por ello, muchos profesionales de WordPress han empezado a crear temas a medida para adaptarlos a sitios web individuales.

Estos temas de WordPress personalizados se hacen por encargo. Por lo tanto, los desarrolladores a menudo los diseñan para satisfacer perfectamente las necesidades de un sitio específico. Este nivel de personalización tiene algunas ventajas impresionantes.

Por un lado, un tema personalizado puede crear una marca cohesiva. Un profesional puede integrar los logotipos, colores y fuentes de su negocio directamente en el código de su sitio. Además, un diseño distinto también puede ayudar a que su sitio se destaque de la competencia.

Sin embargo, el diseño no es la única ventaja. Un tema hecho a medida también puede aprovechar las ventajas integradas de la optimización de motores de búsqueda (SEO) que son exclusivas de su sitio. De esta forma, estarás preparando tus páginas para el éxito y una mejor clasificación en las búsquedas.

Además, un tema de WordPress personalizado puede ser un uso eficiente de sus recursos. Editar un tema genérico puede llevar tiempo y puede requerir que esté muy familiarizado con el funcionamiento de WordPress entre bastidores. Por otro lado, la compra de un tema único puede ofrecer todos los beneficios de la personalización sin las horas de trabajo o la necesidad de conocimientos especializados.

Sin embargo, estos beneficios no suelen ser baratos. Los sitios creados individualmente suelen ser complejos y requieren tiempo y dinero para generarlos. Esto hace que los diseños personalizados sean una inversión importante. Por ello, puede que no sea la opción más adecuada para todo el mundo.

Por eso le sugerimos que dedique algún tiempo a considerar esta compra. Un poco de previsión puede ser muy útil. Si entiende completamente las necesidades y los límites de su sitio, puede reducir las probabilidades de remordimiento del comprador.

¿Deberias invertir en un tema de WordPress personalizado? Consideraciones clave

Cada sitio web es diferente. Por ello, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes factores antes de comprometerte con un diseño personalizado.

1. Su presupuesto

Admitámoslo: los temas a medida son caros. Se necesita mucho tiempo y habilidad para hacerlos bien. Por lo tanto, es razonable esperar que se lleven una buena parte de su presupuesto.

El coste exacto variará mucho según el alcance de tu sitio, las características que necesites, etc. Puedes esperar gastar entre 1.000 y 10.000 dólares (o más, el cielo es el límite).

En cambio, muchos temas premium cuestan alrededor de 60 dólares y ofrecen múltiples opciones de precios.

Como puede ver, el precio aumenta a medida que aumentan las características (o el número de sitios en los que se puede instalar el tema). Esto también es cierto para los diseños personalizados. Las necesidades más complicadas se traducirán en un precio más elevado.

Sin embargo, el coste puede merecer la pena. Un sitio complejo que ha sido elaborado para servir a alguna parte de su negocio, como un embudo de ventas, puede aumentar sus ingresos a largo plazo.

Lo mejor es obtener un presupuesto desde el principio. Esto puede darle una mejor idea de lo que debe esperar pagar. Luego puede comparar ese costo con los beneficios esperados del sitio web, para determinar si será una inversión que valga la pena.

2. La edad de su sitio web

Empecemos con una aclaración: un sitio web de cualquier antigüedad puede beneficiarse de un diseño a medida. Sin embargo, la antigüedad de su sitio (o si es nuevo) puede influir en la decisión de invertir de diferentes maneras.

Por ejemplo, un sitio web que acaba de empezar puede querer considerar los riesgos que conlleva. Si aún no ha establecido su sitio, es posible que no sepa si tendrá éxito a largo plazo. Puede que sea mejor pasar algún tiempo haciéndolo crecer antes de pagar por un costoso tema de WordPress personalizado.

Por otro lado, un sitio más antiguo está más establecido. El tema actual de su sitio puede estar estrechamente asociado a su marca. Cambiar el diseño puede confundir a su audiencia y requerir que se modifiquen otros elementos de la marca (como el logotipo o la elección de la fuente).

Cambiar la marca de un sitio antiguo puede seguir siendo lucrativo, pero hay que tener cuidado con la decisión: según un estudio reciente, la presentación coherente de la marca puede aumentar los ingresos en un 33%. Aunque esto no significa que no debas cambiar de marca, es posible que quieras asegurarte de que sea un acontecimiento poco frecuente.

En una nota similar, tanto los sitios jóvenes como los antiguos deberían considerar mantener sus nombres de dominio durante un cambio de tema. Cambiar el diseño puede desorientar a los visitantes. Conservar tu nombre de dominio mantiene tus enlaces de confianza en su lugar y se aferra a un elemento clave de tu identidad online.

3. Su capacidad técnica

WordPress es una plataforma de código abierto. Como tal, normalmente puedes basarte en los impresionantes temas ya preconstruidos por otros miembros de la comunidad. Sin embargo, este tipo de retoques suele requerir bastantes conocimientos técnicos para hacerlo correctamente.

Por ejemplo, puede que sólo quieras hacer pequeños cambios en un tema estándar. También es posible que te sientas cómodo añadiendo PHP o CSS al código existente. Si esto le suena a usted, siempre puede utilizar el Editor de Temas directamente desde su panel de control de WordPress:

A pesar del fácil acceso, no es una tarea para principiantes. WordPress incluso le advertirá: los cambios incorrectos pueden dañar permanentemente su tema o romper todo su sitio. Por lo tanto, los grandes cambios deberían ser realizados por un desarrollador altamente cualificado que haya creado un tema hijo.

Además, es probable que las ediciones importantes te lleven mucho tiempo. Por eso, un tema personalizado puede ser perfecto si no te sientes cómodo con la tecnología o si tienes poco tiempo. Dejar el código en manos de los expertos puede ahorrarte mucho tiempo y disgustos.

Sin embargo, es posible que quieras considerar la posibilidad de adquirir un poco de conocimiento sobre WordPress incluso si decides utilizar un tema personalizado. Jugar con un tema gratuito en un sitio de prueba puede ser una forma efectiva (¡y segura!) de aprender las reglas.

4. Las necesidades de funcionalidad de tu sitio

Si estás familiarizado con WordPress, probablemente ya sabes que hay miles de temas disponibles. Desde los diseños gratuitos por defecto hasta las opciones premium de última generación, tienes un montón de opciones. Sin embargo, este número puede reducirse si tiene necesidades únicas.

Por ejemplo, digamos que quiere crear un sitio web de restaurantes en WordPress. Además, quiere utilizar un plugin complicado que le permita aceptar pagos para pedidos en línea.

Dado que esto no es un requisito estándar para muchos usuarios de WordPress, es posible que no pueda encontrar un tema que haya sido optimizado para esta tarea. Esto puede ralentizar potencialmente su sitio web o hacer que funcione mal.

Si este es el caso, es posible que desee considerar un tema de WordPress personalizado. Un desarrollador puede construir su diseño desde cero. Como tal, también puede asegurarse de integrar sus necesidades específicas en el código, evitando la necesidad de un montón de plugins adicionales y herramientas de terceros.

Sin embargo, es posible que no necesite este nivel de atención si tiene requisitos estándar. Por ejemplo, puede que tengas un blog popular pero sencillo. Pagar por un tema personalizado puede no tener sentido si las opciones prefabricadas satisfacen sus necesidades perfectamente.

Por lo tanto, le recomendamos que investigue primero los temas ya existentes. Si encuentras opciones existentes que se ajustan a tus necesidades, pagar por un tema personalizado con las mismas características puede no tener sentido.

5. Su preparación para el crecimiento

Comprar un tema personalizado es una gran decisión. Requiere mucha reflexión, tiempo y recursos monetarios. Aunque un tema de WordPress personalizado tiene el potencial de mejorar tu SEO, la velocidad y la marca, también es una inversión importante.

Además, no existe en el vacío. Es poco probable que un diseño personalizado por sí solo lleve su sitio al siguiente nivel. Al contrario: debe estar preparado para aprovechar sus beneficios en todas las demás áreas de su sitio.

Por ejemplo, un tema personalizado no proporcionará mucha funcionalidad práctica. Para ello, es probable que tengas que invertir también en plugins. Además, es posible que también tengas que dedicar más tiempo a relacionarte con tu audiencia a través de contenidos estelares y una cuidadosa moderación de los comentarios.

Por lo tanto, sólo le sugerimos que encargue un diseño a medida si está dispuesto a ampliar todas las áreas de su sitio. Si no estás seguro de estar preparado para crecer, considera la posibilidad de investigar el coste real de un sitio web de WordPress, para asegurarte de que comprendes todos los aspectos financieros.

Si no está seguro del grado de compromiso que tiene con su sitio, no tema posponer esta decisión. Considere la posibilidad de mejorar su sitio de otras maneras, como la optimización de su velocidad. Pequeños pasos como éste pueden tener un gran impacto y ayudarle a prepararse para un pedido de un tema personalizado en el futuro.

Conclusión

Comprar un tema de WordPress personalizado es una gran decisión. Con el coste y el esfuerzo que supone, querrás asegurarte de que es la elección correcta para ti.

Publicidad

Síguenos en Facebook