Marketing

4 Secretos para Administrar las Redes Sociales de tu Empresa con un Equipo Pequeño

Si tiene una empresa con un equipo pequeño, probablemente tenga una relación de amor-odio con las redes sociales. Por un lado, le permiten conectar con los clientes, aumentar las ventas y crear una prueba social. Por otro lado, su gestión puede ser muy costosa y requerir mucho tiempo. Muchos equipos pequeños no tienen el ancho de banda necesario para gestionar sus redes sociales internamente. Así que contratan a otra empresa para que las gestione por ellos, a menudo gastando miles de dólares al mes.

Si esto te resulta familiar, puede que te preguntes si tu gasto en redes sociales está dando sus frutos. Podrías interrogar a los nuevos clientes para saber cómo te han conocido y evaluar periódicamente el retorno de la inversión. Si los números no cuadran, podría ser el momento de reconsiderar la incorporación de fuentes en sus redes sociales.

Por qué puede merecer la pena gestionar tus propias redes sociales

Hay muchas ventajas en la gestión de las redes sociales dentro de la empresa en lugar de subcontratar a una agencia. En primer lugar, las redes sociales tienen que ver con la humanización de su marca. Nadie conoce su empresa mejor que las personas que trabajan en ella. Si las redes sociales se gestionan internamente, es más fácil dirigirse a la audiencia con autenticidad y en el tono adecuado.

Gestionar tus propios canales sociales también te permite reaccionar a las tendencias, los memes y los retos de las redes sociales en tiempo real. Esto te da la oportunidad de crear contenidos divertidos y fuera de lo común y ganar potencialmente visibilidad. Si crees que tu empresa es demasiado aburrida para participar en las tendencias sociales, piénsalo de nuevo. El hashtag #personalfinance ha despegado en TikTok, con expertos financieros que dan consejos en vídeos cortos y rápidos.

Pero quizás la mayor ventaja de la contratación interna de redes sociales es el costo. Subcontratar la gestión de uno o dos canales puede resultar muy caro. Si se recurre a una agencia, se pueden pagar entre 100 y 250 dólares por hora. Dividir las responsabilidades sociales entre los miembros de tu equipo puede reducir los costes considerablemente.

Si te preocupa que ninguno de los miembros de tu equipo sea un experto en redes sociales, no debes dejar que eso te impida recurrir a la subcontratación. Si estás pagando un fuerte anticipo a una agencia, contratar a un experto en redes sociales podría ser más barato.

No hace falta ser una agencia de marketing para gestionar las redes sociales con eficacia. Una prueba de ello es un bufete de abogados de Florida que ha decidido incorporar el marketing a su propia empresa. El bufete de abogados Anidjar & Levine se dio cuenta de que podía negociar mejores tratos con los anunciantes eliminando al intermediario, lo que les permitía tener más control sobre la narrativa y tomar decisiones más eficientes.

Aunque gestionar tus propias redes sociales tenga sentido desde el punto de vista financiero, puede resultar desalentador volver a hacerlo de forma interna. He aquí cuatro consejos para maximizar su éxito, independientemente de las plataformas que elija:

1. Tener una estrategia clara.

Si no ha desarrollado y articulado una estrategia clara en las redes sociales, ahora es el momento de hacerlo. Así te aseguras de que no estás dando vueltas a la cabeza y perdiendo un tiempo que sería mejor dedicar al negocio. Si gestionas más de un canal social, debes tener una estrategia para cada uno de ellos.

A la hora de crear una estrategia, empieza por lo que esperas conseguir con tu presencia en las redes sociales. ¿Su objetivo es simplemente estar presente entre sus clientes actuales? ¿Intenta crear credibilidad en un nuevo nicho? ¿Quiere aumentar las ventas durante la temporada alta?

Una vez que sepa lo que quiere conseguir, podrá adaptar su enfoque en consecuencia. Siéntese con quien vaya a gestionar sus canales sociales y discuta la mejor manera de alcanzar su objetivo. A continuación, determina unas cuantas métricas clave que te ayuden a medir tu progreso.

2. Centrarse en uno o dos canales de gran impacto.

Las redes sociales siempre están cambiando. Cada vez que veas una nueva plataforma en las noticias, es posible que pienses automáticamente que tu empresa también necesita estar presente en ella. Esto es el clásico FOMO -miedo a perderse algo- y es probable que dé lugar a un enfoque disperso.

Con un equipo pequeño, hay que empezar poco a poco. Es mucho más eficaz elegir uno o dos canales y conocerlos a fondo. Sé estratégico a la hora de elegir los canales en los que te vas a centrar. No opte automáticamente por la nueva y brillante plataforma sólo porque se le dé mucha publicidad. Haz los deberes para saber dónde se congrega ya tu público y qué plataformas son las más adecuadas.

Facebook tiende a llegar a un público de mayor edad, con menos del 30% de usuarios menores de 35 años. LinkedIn es ideal para las empresas B2B que quieren conectar con los profesionales del sector. Instagram, TikTok y Snapchat son populares entre los usuarios más jóvenes.

Una vez que entienda qué canales prefiere su audiencia, considere qué plataforma es la más adecuada para su negocio. ¿Su equipo puede crear contenidos visuales llamativos, o se destaca en la creación de videos informativos sobre cómo hacerlo? ¿Se siente cómodo incorporando humor en TikTok, o prefiere mantenerlo profesional?

Por último, considere si su equipo será capaz de mantener el ritmo de las demandas de contenido de la plataforma elegida. En general, lleva mucho más tiempo crear un vídeo de TikTok que capturar una gran imagen para Instagram.

3. Utiliza un calendario de redes sociales.

Uno de los mayores obstáculos que impiden a las empresas tener éxito en las redes sociales es la falta de consistencia. Para Facebook, Instagram y TikTok, lo ideal es publicar todos los días. En el caso de YouTube, los creadores de contenidos que consiguen mayor tracción publican al menos una vez a la semana.

Puede que no parezca mucho, pero encontrar nuevas ideas de contenido sobre la marcha se convierte rápidamente en un reto. Si a un empleado se le encarga la gestión de las redes sociales además de sus tareas habituales, puede dejar pasar semanas sin publicar. Si varias personas comparten la responsabilidad, también puede ser difícil hacer un seguimiento de quién publica y cuándo. Incluso los especialistas en marketing en redes sociales consideran que un calendario es útil para planificar las publicaciones.

Tu calendario de redes sociales no tiene por qué ser elegante. Incluso una simple hoja de cálculo puede servir. Loomly y Social Sprout son herramientas especializadas con más campanas y silbatos para la gestión de las redes sociales. Sprout Social te ofrece información sobre tu audiencia y la posibilidad de programar publicaciones. Loomly ofrece inspiración para los posts y consejos de optimización en tiempo real.

4. Reutiliza el contenido en todos los canales.

Si tu empresa quiere estar presente en varios canales, puedes reutilizar el contenido para ahorrar tiempo. Una publicación de Instagram puede compartirse fácilmente en Facebook desde la propia aplicación. También puedes utilizar una herramienta como Canva para modificar el tamaño y el contenido de una imagen o gráfico. De este modo, puedes sacar más partido a un solo contenido. Incluso puedes recortar un vídeo de YouTube más largo para Instagram Stories o editarlo para TikTok.

Si planeas reutilizar el contenido, asegúrate de entender las normas de cada canal que estás utilizando. De lo contrario, es probable que tu contenido quede enterrado en la oscuridad de las redes sociales. Instagram es para compartir imágenes bonitas, y los usuarios están acostumbrados a ver largas listas de hashtags. Los usuarios de TikTok esperan ser entretenidos. Los cortes rápidos, la música, los sonidos, el baile y el humor funcionan bien allí. Los vídeos largos de instrucciones, las reseñas de productos y las explicaciones funcionan bien en YouTube.
Si tienes un equipo pequeño, añadir cualquier cosa a tu plato puede parecer una exageración. Pero si actualmente estás pagando a alguien para que gestione tus redes sociales, puede que estés gastando demasiado. Contratar a un experto en redes sociales puede ser más rentable y dar mejores resultados. O puedes dividir las responsabilidades entre los miembros de tu equipo actual. El truco está en empezar poco a poco, trabajar de forma inteligente y ser constante en sus esfuerzos.

Etiquetas

Publicidad

Síguenos en Facebook